En esta página recogemos detalles sobre las actividades que se desarrollan alrededor de la huerta escolar ecológico del colegio. También están disponibles para descargar algunos archivos PDF con información extra.

PREPARACION DE “BANCALES CHINOS”

  • Esta técnica de cultivo ha sido utilizada en varias épocas y regiones. Desde China hasta el Paris del siglo XIX. Permite trabajar en espacios pequeños, con diversidad de cultivos y con elevadas producciones.
  • Se trata de bancales de unas dimensiones de 1’25 m x 5 m., con pasillos entre ellos, de tal forma que se puede acceder a la totalidad de la superficie cultivada sin pisar zona de cultivo.
  • Hay dos normas que cumplir: no pisar nunca la superficie trabajada y tener siempre la superficie cultivada.
  • La tierra debe cuidarse con mucho mimo. Se les aporta compost abundantemente, y se trabaja la tierra, es decir, se voltea, una única vez al inicio del huerto. Posteriormente, se trata sólo de mantenerla en condiciones adecuadas de humedad y soltura.
  • En nuestra huerta estamos trabajando con 8 bancales.
  • El trabajo inicial ha consistido en delimitar los bancales con piquetes y cordeles. A continuación, hemos removido la tierra, añadiendo abundante compost y arena de río.
  • Hemos establecido un sistema rotativo cada cuatro años de tal forma que la tierra alterará sus consumos de minerales y éstos podrán ser repuestos. De esta forma, evitamos también la propagación de enfermedades a la vez que se mejora la productividad de las hortalizas.
  • No utilizamos productos químicos (abono) ni tratamientos con productos agresivos. Convivimos con caracoles, lombrices y los insectos son bienvenidos porque sirven para polinizar las plantas

PLANTACIÓN

  • Pensar en un huerto escolar nos obliga a plantearnos su desarrollo y uso con unos tiempos y un cultivo junto con unas actividades por épocas del año distintas a las que podemos ver en los huertos tradicionales.
  • El calendario habitual de plantación de primavera no coincide con el calendario escolar. Por ello, desde el inicio, el tipo de cultivos y sus fechas tenemos que planificarlos teniendo en cuenta el calendario escolar.
  • Potenciamos los cultivos que generan trabajo y actividades en primavera, otoño e invierno en detrimento de aquellos otros que implican actividades y actuaciones en vacaciones escolares.
  • Por la técnica empleada, hemos implantado la plantación evitando meses como diciembre, enero y febrero. PDF con calendario huerta

MANTENIMIENTO

  • En la huerta convivimos tres grupos de trabajo: alumnado, profesorado y familias colaboradoras.
  • El grupo de apoyo-mantenimiento formado por familias colaboradoras, dirección, profesorado implicado y un colaborador responsable lideran la implantación y la fase inicial de desarrollo y planificación del trabajo base a realizar.
  • La persona colaboradora responsable es la que nos va marcando el ritmo de trabajo a realizar.
  • Es importante dejar organizado también el trabajo a realizar en épocas estivales de vacaciones (el personal no docente auxiliar del centro colabora también), de forma que hay también un provecho de la cosecha que tiene lugar en momentos de calendario no lectivo.
  • Las familias colaboradoras se encargan de aquellos trabajos que suponen mayor esfuerzo físico, como mover la tierra, esparcir el compost, la arena silicia, y preparar los bancales para la siguiente plantación.
  • También está el trabajo de comprar las plantas y/o semillas en los viveros de la zona.
  • El grupo de alumnado-profesorado se encarga de la plantación, el riego, las aportaciones adicionales de compost, mantener limpia la huerta, compostaje. Así como de la recolección de los productos generados en la huerta y su posterior venta.
  • Este último apartado tiene un ámbito curricular y supone el desarrollo de las competencias y estrategias de ámbito funcional y vivencial de todo el alumnado del primer ciclo de primaria.
  • La dirección del centro participa en la fase organizativa, así como en la desarrollo de todo el trabajo colaborador.

RECOLECTA

  • Durante el curso escolar tienen lugar cuatro momentos de recolecta que están organizados para coincidir con la marcha escolar de la escuela.
  • Durante el verano hay una gran producción de tomates, calabacines, pimiento, pepino, que recolecta el personal no docente del centro (conserjes) por ser las personas que se encargan del riego de la huerta en la época estival.
  • La primera recolecta vivida por el alumnado tiene lugar en torno a octubre, con la recolección de todo lo plantado durante el último mes de la escuela (junio), así como en julio, ya por parte de los adultos colaboradores, como puerros, acelgas, espinacas y flores. Todavía quedan en la huerta calabacines, pimientos, pepinos y algún tomate, que también se ponen a la venta.
  • El siguiente momento de recolección importante llega en el segundo trimestre, con las borrajas y los ajos.
  • El último llega a final de curso con las lechugas y las cebollas.

LA TIENDA: VENTA DE VERDURAS Y HORTALIZAS

  • El objetivo de la puesta en marcha de la tienda, con la venta de verduras y hortalizas, consiste en que nuestro alumnado pueda vivir la experiencia del beneficio que les ofrece su trabajo, así como el de la importancia de la sostenibilidad de la huerta.
  • Comprender el significado de la importancia del trabajo personal y del cuidado del medio ambiente en un entorno cercano como la huerta, les ofrece a nuestros alumnos y alumnas la posibilidad de comprobar cómo su esfuerzo y dedicación puede acabar en un proceso en el que las verduras que han plantado, regado y cuidado terminan en sus propias casas para ser cocinadas y saboreadas. De la misma forma que les ofrecen un beneficio económico para ser utilizado en una experiencia que pueden elegir como satisfactoria.
  • Potenciamos también, así, el disfrute de alimentos ecológicos que muchos niños y niñas no suelen saborear en sus casas.
  • Vivir la experiencia de la venta de la propia verdura plantada y cuidada les permite sentirse verdaderos artífices de su trabajo y vivenciar aprendizajes contextualizados y significativos que les acercan a la realidad que les rodea. Aprenden a través de la vivencia real y cercana.
  • Las familias se sienten también así parte de este proceso vivencial al poder ser protagonistas del trabajo de sus hijos e hijas y poder aportar también un apoyo emocional y económico. Compartir la compra venta de la verdura de la huerta escolar les permite entender todo el proceso curricular y vivencial experimentado por sus propios hijos e hijas.
  • Con el beneficio adquirido con la tienda, cada grupo-clase puede debatir y negociar en qué invertirlo. Hasta ahora, los grupos-clase que han vivido esta experiencia han decidido utilizarlo en pagar la excursión final de curso (entradas al Museo de la Ciencia de San Sebastián), así como guardarlo para el campamento final de curso del año siguiente.
  • La experiencia de la tienda es motivadora y significativa y forma ya parte del desarrollo curricular del área de matemáticas del primer ciclo de primaria de nuestra escuela.

COMPOST

  • El  reciclaje de todo el resto orgánico del almuerzo saludable de nuestra escuela (fruta diaria compartida), junto con el resto orgánico de la propia huerta, nos permite tener un proceso de compostaje que cierra el círculo del mantenimiento y desarrollo de la huerta y su producción.
  • Con el proceso de compost nuestros alumnos y alumnas entienden la importancia de que la tierra se abone y tenga nutrientes que la alimenten para poder producir.
  • Durante los nueve meses de curso escolar todos los niños y niñas de la escuela, de forma organizada y escalonada, van viviendo el proceso de putrefacción de toda la fruta reciclada y de cómo es necesario removerla, aportarle elementos naturales que neutralizan su acidez (paja, cartones, restos de poda, humedad) y de cómo va habiendo un nuevo ciclo vital al aparecer las lombrices, signo de que todo va bien.
  • El proceso de compostaje termina cuando el alumnado de 2º de primaria puede verter todo el compost realizado durante el curso escolar acaba siendo echado en los bancales y comprueban que los nutrientes que este compost va a aportar es necesario para la producción de la huerta.
  • Terminado este proceso, comienza de nuevo el inicio de un nuevo proceso de reciclaje de fruta, restos de verdura y hierba de la huerta…. para que un nuevo grupo-clase inicie esta vivencia.
  • Descargar: PDF para trabajar con el alumnado el proceso de elaboración del compost